Viajar en AC con hijos

Ideas para viajar con tus hijos

Circo Quirós

Circo Quirós en Madrid

Todos los años viene a Madrid en Navidades el Circo Quirós. Y todos los años vamos a verlo. Cada año cambian el espectáculo, y cada año disfrutamos con ellos. Os dejo su web también.

Este año, además, fue especial, porque en el Circo Quirós no permiten que se grabe ni que se hagan fotos en las actuaciones de los números que representan, pero nosotros le pedimos permiso a Mati, la encargada de estas cosas en el circo, y nos dio permiso para hacer alguna foto que os dejamos en este post, y que esperamos que os animen a visitarlo, porque la verdad es que los niños se lo pasaron genial.

El espectáculo ya os digo que va cambiando todos los años. En esta ocasión, abría la tarde el domador con 4 leonas. Esta foto está hecha antes de empezar. Nos pidieron no grabar a los animales, y nosotros somos respetuosos con todas las normas.

Aunque los animales que hemos visto se les veía bastante bien cuidados. Tenían 4 leones, varios guacamayos y un papagayo, dos caballos y dos camellos.

El domador, increíble. Con cariño mandaba órdenes a las leonas, que se ponían donde él les indicaba, mientras que les recompensaba el ejercicio con un trozo de carne. Me fijé en que echaban las orejas hacia atrás cuando el domador les acariciaba, gesto que daba a entender que estaban a gusto con aquel hombre. Llevaba látigo, si. Lo chascaba de ve en cuando contra el aire o contra el suelo, nunca contra los animales. Pero había complicidad con el domador, y eso se veía. Nada de atravesar círculos de fuego. Más bien saltar de un sitio a otro, pasar por encima unos de otros, tumbarse, levantarse, y cosas así.

El número con los guacamayos fue con muchas cosas típicas que pueden verse con estos animales, como andar en bicis pequeñas para ellos, y cosas así. Pero en un momento dado, el entrenador soltó uno de ellos que dio varias vueltas volando a la pista, por encima de la cabeza de los visitantes, con un tremendo aplauso.

En el número de los caballos y los dromedarios, dieron vueltas y desfilaron, ante la atenta mirada de los niños de la sala.

Además de estos números, había números de acrobacias en suelo y en el aire. En la foto inferior podemos ver uno de ellos, donde la artista se sube a un monociclo y comienza a apilar recipientes sobre su cabeza mientras no pierde el equilibrio. Lo impresionante es que el recipiente se lo colocaba en el pie y lo lanzaba a su cabeza donde se iban apilando en perfecta columna.

Esta foto forma parte de las que nos dejaron sacar a nosotros y que sólo encontrarás en este blog.

A continuación os dejo otras fotos de un número que a mí me gusta mucho. Es ese donde los artistas se cuelgan de una tela blanca y hacen figuras y acrobacias varias. Además, este número incorpora a una cantante en directo mientras hacen su número los acróbatas.

En la foto que os dejo abajo están los payasos. Claro, los payasos les encantan a los niños. Se divierten, se ríen. Las tonterías, los golpes inesperados, los chascarrillos, … Los niños se lo pasan en grande con los payasos.

Llega el número final, la canción del Circo Quirós, que nosotros ya conocemos de oírla todos los años. Salen ahora a saludar todos los artistas que nos han hecho pasar una fantástica tarde de circo, donde los pequeños disfrutan y los mayores volvemos a ser pequeños.

Y a la salida del circo me hice estas fotos con los artistas.

Así que, muchas gracias a los artistas del Circo Quirós, por la fantástica tarde que pasamos con vosotros todos los años por las mismas fechas, y por habernos permitido sacar algunas fotos del espectáculo.

Desde aquí animamos a los que nos leéis a que vayáis a visitarlos allá donde estén. Ya sabéis que en Madrid, vienen por Navidades enfrente del Centro Comercial Isla Azul.

 

Deja un comentario