Viajar en AC con hijos

Ideas para viajar con tus hijos

Teleférico de Madrid – Planes con niños

Un buen plan con niños es, sin duda alguna, una visita al Teleférico de Madrid. Se puede coger tanto en la Casa de Campo, como en el Paseo de Pintor Rosales, y se puede elegir viaje de ida, o de ida y vuelta.

La pena es que, a la fecha de escritura de este artículo, el Teleférico de Madrid está cerrado. Y os dirá cual es la razón, pero básicamente, hago este artículo para enlazaros el vídeo de uno de los últimos viajes que hizo el Teleférico en 2017.

El Teleférico de Madrid es una concesión del Ayuntamiento de Madrid a una empresa que explota la atracción y a cambio devuelve al Ayuntamiento unos créditos en modo de euros.

Este fin de año de 2017, se terminaba la concesión con la empresa Parques Reunidos.

Parece ser que el problema era que el Ayuntamiento recibía demasiado poco por cada visitante del Teleférico.

Bueno, sea como sea, en el momento de escritura de este artículo no tengo noticia de que la atracción vaya a ser explotada por otra empresa, y todavía se desconoce qué pasará con el Teleférico de Madrid. Es posible que busquen una empresa para la explotación, pero no he visto ningún concurso al respecto, o es posible que lo cierren, o incluso que el Teleférico pase a ser parte de los transportes de la Empresa Municipal (EMT). Ya veremos cómo va la cosa.

Pero de momento, nosotros hemos ido a uno de sus últimos viajes, y hemos grabado parte del itinerario, que os dejamos en este vídeo.

Espero que no se cierre el Teleférico y que en breve todos puedan volver a disfrutar de esta atracción, que tanto gusta a niños y mayores.

 

Historia del Teleférico de Madrid

El Teleférico de Madrid une la Casa de Campo con el Paseo del Pintor Rosales. Durante este camino, pasaremos por la rosaleda del Parque del Oeste, la estación de cercanías de Príncipe Pío, la Ermita de San Antonio de la Florida, la M-30 y el río Manzanares.

El Teleférico fue inaugurado el 20 de junio de 1969 por el alcalde de Madrid Carlos Arias Navarro. Su construcción tardó un año, y no estuvo exento de problemas en su inauguración, ya que los vecinos alegaban que no se respetaba la intimidad de sus hogares.

El sistema del Teleférico de Madrid es un sistema bicable. Esto significa que el mecanismo dispone de un cable superior al que las cabinas van sujetas, y que es el que las va moviendo, y otro inferior con ruedas que se utiliza a modo de apoyo. Recorre una distancia de 2.457 metros, y la máxima altura alcanzada es de 40 metros. Viaja a una velocidad de 3,5 metros por segundo, y tarda unos 11 minutos en realizar el trayecto.

En la parada de la Casa de Campo, el Teleférico de Madrid dispone de un amplio parking de superficie, y de unos jardines para que los más pequeños puedan jugar a sus anchas. Aunque el Teleférico esté cerrado, se puede acceder a esta parte de la Casa de Campo, desde donde se pueden tener unas buenas vistas del Parque de Atracciones.

Parque de Atracciones de Madrid, visto desde los jardines del Teleférico.

 

El futuro del Teleférico de Madrid

El Teleférico depende del Ayuntamiento, y el Ayuntamiento depende de los políticos de turno. En el momento en que escribo este artículo, el Ayuntamiento de Madrid, gobernado por Manuela Carmena, está barajando la posibilidad de ampliar el trayecto del teleférico, incrementando su recorrido y el número de cabinas, y llevarlo hasta las paradas de Metro de Batán y de Lago, con el fin de que sirva como medio de transporte alternativo y de entrada en el centro de Madrid.

Veremos en qué queda todo esto. Como usuarios del Teleférico, en plan lúdico, con los niños, esperamos que esta atracción, sea de una forma o de otra, se pueda reabrir al público. Aunque lo mejor, sinceramente, no creo que sea convertir el Teleférico en un medio de transporte. Se va a tirar todo el día estropeado.

Aunque os tengo que confesar que todo esto me recuerda a un capítulo de la serie de dibujos animados de Los Simpson, en el que se ponía en el pueblo el monorail. ¿Recordáis ese capítulo?

Mucho tendría que cambiar el Teleférico para convertirlo en un medio de transporte y que día tras día pueda absorver la cantidad de gente que puede llegar a llevar la EMT a él.

Esperemos que el Ayuntamiento no convierta el Teleférico en un metro del cielo, y que quede más bien como lo que ha sido siempre, una fabulosa atracción turística y de ocio de Madrid. Sólo hay que saber gestionarlo bien, porque rentable, lo era. Otra cosa es que los números sean grandes o pequeños.

Deja un comentario